Pokémon Azabache Rol

¡FORO INACTIVO, DISCULPEN LAS MOLESTIAS!
 
ÍndiceRegistrarseCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Pero primero, a buscar un pokémon.

Ir abajo 
AutorMensaje
Eirika

avatar

Femenino

Mensajes : 79
Edad : 22
Localización : Wonderland~

MensajeTema: Pero primero, a buscar un pokémon.   Jue Dic 09, 2010 11:04 pm

Tras lograr atravesar el mar de gente y dar tres vueltas por la misma zona de la ciudad ―hay que ver como con todo y mapa sigo teniendo un pésimo sentido de orientación―, logré llegar a la Casa de Coordinación: un edificio cuyas paredes eran completamente de cristal, y con forma de cúpula. Y al parecer, todos los cuartos dentro del edificio también tenían forma de cúpula. Como no podía ser de otra forma, me quedé mirando con rostro idiota el fantabuloso edificio frente a mí, sólo cinco segundos antes de empezar a bombardearlo de fotografías.

¡Este lugar es genial! ―exclamé mientras entraba por las puertas automáticas de la construcción, bajando la cámara para poder observar mejor el interior.

Caminé lentamente, observando todas y cada una de las estatuas que adornaban el elegante recinto. Como cabía esperar todas estaban hechas de puro cristal, y mostraban diversos pokémon de todas formas y tamaños, incluso varios que en mi pequeña cabeza no podía imaginar desempeñándose en un concurso pokémon. Fue poco el tiempo que pasó antes de que decidiera tomar nuevamente mi cámara y tomar fotografías de las estatuas, acercándome poco a poco al mostrador al centro del recibidor.

¡Buenos días! ―saludé a la nada, dado que no veía a nadie pululando cerca del mostrador― ¿Hay algu… ¡¡Qué lindo!! ―dije animada, acercando la cámara a mi ojo para poder tomarle una foto a la estatua detrás del mostrador.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
F.H.

avatar

Femenino

Mensajes : 15
Edad : 23
Localización : Casa Oficial de Coordinación, ciudad Provento

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Vie Dic 10, 2010 9:55 am

Había una muchacha tras el mostrador que, como es lógico, no vio a Efe. Al escucharla se levantó de la silla como pudo y saltó con fuerza, agitando una mano enérgicamente.

- ¡Efe está aquí! - gritaba mientras se arrancaba a Ditto de la cara, dejándolo en el mostrador. Respiró con dificultad - Efe se había quedado dormida, no puede creerlo... - miró entonces a la joven que tenía frente a ella, tan entusiasta y brillante, pareció gustale y sonrió de oreja a oreja - ¡¡Bienvenida a la Casa!! Efe es la jueza suprema de aquí, por lo tanto de todo Vōken. ¿Qué deseas? Efe te atenderá.

Tan siquiera pensó que su manera de hablar en tercera persona podría confundirla. Eso no le improtaba, se tomaba las cosas a broma a excepción de los concursos. Se subió encima de la silla para tener una altura minimamente normal. Le ofreció a la rubia un folleto con imágenes de concursos en la Casa Oficial y los Pokémon que ofrece a los nuevos Coordinadores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eirika

avatar

Femenino

Mensajes : 79
Edad : 22
Localización : Wonderland~

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Vie Dic 10, 2010 6:33 pm

Medio segundo después de tomar foto a la estatua detrás del mostrador, una niña rubia salió prácticamente de la nada ―bueno, saltó de detrás del mostrador, pero no estaba para analizar ese detalle―, agitando su mano con fuerza para dar señales de vida. Tras despegar a un Ditto de su rostro y dejarlo a un lado del escritorio, se presentó a si misma como la “Jueza suprema de todo Voken” ―hablando en tercera persona, por alguna razón desconocida―. Cualquier otra persona no le habría creído ni una palabra o al menos le habría mirado con escepticismo… pero siempre hay un caso especial.

¡Qué genial! ―dije, mirando a la muchacha con estrellitas en los ojos― Tan pequeña y ya eres una jueza… ―Porque sí, era bajita. MUY bajita. Incluso consideré quitarme los tacones para disminuir mi altura, pero igual y ella lo consideraba un insulto… mejor dejar todo como estaba― ¡Y tienes un Ditto!

Toqué al Ditto con el dedo índice. Sobra decir que era como una gelatina rosa que hacía ruiditos. Acaricié su cabeza ―si es que no estaba mal― con el mismo dedo, con una enorme sonrisa idiota en mi rostro.

¡Es tan lindo! ―Vale. Suficiente desvarío por una hora.

Le eché un ojo al folleto que me había entregado Efe. Aparte de información acerca de los concursos ―arreglada de tal forma que apenas ocupaba la mitad de la hoja, todo sin dejar de verse elegante y sin tener una letra tan pequeña que habría que leerla con microscopio― e imágenes de los que se habían celebrado en ese recinto, también mostraba fotografías de varios pokémon, todos tiernitos y bonitos. Ah, ¿Cuál escoger? Era tan complicado… si la opción estuviese, me habría quedado con todos, pero no todo en esta vida se puede.

Aclaré mi garganta.

Me llamo Eirika y vine para iniciar mi carrera como coordinadora ―anuncié, con expresión seria, que duró menos de cinco segundos antes de ser cambiada por la típica sonrisa gigante― ¡Todos son tan tiernos! Pero venga, si tengo que elegir… me gustaría un Vulpix. Hembra, de ser posible. ―Qué puedo decir. Los pokémon de fuego son mi debilidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
F.H.

avatar

Femenino

Mensajes : 15
Edad : 23
Localización : Casa Oficial de Coordinación, ciudad Provento

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Dom Dic 12, 2010 1:15 pm

Efe sonrió de oreja a oreja, y más si hubiese podido.

- ¡¿Te gusta Ditto?! ¡¿Te gusta?! - su voz era ridícula, infantil e irritante - Es lo complicado de la actuación de Efe, Ditto se transforma de manera aleatoria en el contrincante con el que vaya a enfrentarse. De esta manera Efe tiene que saber muy bien cómo son todos los Pokémon, por si ha de utilizarlos.

Bajó del asiento, agarró la mano de Eirika y se la llevó rápidamente.

- ¡Vamos allá! Esta es la parte favorita de F.H.

Llegaron hasta una sala, saludando de forma exagerada al portero que se encontraba ante ella. Como es de imaginar era esférica y con paredes de cristal y alguna que otra gran escultura. La sala estaba empapelada por grandes estanterías plagadas de Pokéballs, entre otros artículos, como trofeos y cintas. Soltó la mano de la joven y, mientras cantaba algo horriblemente desentonado, se subió a una inmensa escalera.

- ¿Dijiste hembra?

Bajó de un salto apoyándose ligeramente con la mano para no matarse, buscó en un cajón y se acercó definitivamente a Eirika. Por primera vez se mostró seria.

- Vamos por partes. Esto de aquí es una Caja Ditto, te convierte en Coordinadora Oficial. La debes llevar siempre encima y mostrarla si deseas participar en un Concurso. También guardarás tus Cintas en ella. Y esto de aquí... es un Tubo Pokécubos. Debes meter una baya por aquí y se transformará en un Pokécubo. Aumenta la belleza de un Pokémon y le hace feliz - respiró profundamente tras el sermón, y sonrió de nuevo - ¡¡Tarararatantantantaráaa!! ¡¡Vulpix!! - le ofreció una Pokéball.




Eirika HA RECIBIDO:

Vulpix

Caja Ditto

Tubo Pokécubos

TU PC SERÁ ACTUALIZADO.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nidoran Girl
Admin
avatar

Femenino

Mensajes : 388
Localización : En una pradera comiendo hierba

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Dom Dic 12, 2010 1:18 pm

El miembro 'F.H.' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Naturaleza' : 17

_________________
[i]Nido[/i]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://pokemonazabache.el-foro.net
Eirika

avatar

Femenino

Mensajes : 79
Edad : 22
Localización : Wonderland~

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Lun Dic 13, 2010 5:27 am

Fue prácticamente imposible no llevar una mano a mi oído y poner rostro de dolor ante la ―repentinamente más chillona― voz de Efe, claro que traté de ocultar la molestia que me causaba riendo levemente. No, la risa no era fingida: se veía tan graciosa hablando acerca de lo complicado que era competir con su Ditto ―sus gestos exagerados eran geniales― que quién no se hubiese reído con eso debía haber perdido su caja de la risa.

La seguí hasta una sala exactamente igual a las otras en estructura ―forma de cúpula con paredes de cristal―, pero repleta de estanterías llenas hasta el último espacio de pokéballs, trofeos, cintas y demás cosas que no tienen la suficiente importancia argumental como para ser nombradas. Me tocó encorvarme debido a la diferencia de estaturas, y más de una vez estuvo a punto de chocar con una de las estatuas de cristal ―me da dolor de sólo pensar que una se hubiese roto―, por lo que cuando soltó mi mano sentí como si me hubiera quitado una bomba de tiempo de encima. Saludé al portero ―con menos efusividad que ella, aunque no es que hubiese mucha diferencia― y la seguí al centro de la sala.

Sí, eso dije ―contesté a su pregunta, llevando nuevamente una mano a mi oreja gracias a la “encantadora” melodía de la niña. Por suerte para mi audición, guardó silencio tras bajar (de un salto, haciendo que me diera un susto de muerte) las escaleras que había usado para tomar algo de una de las estanterías.

Se acercó a mí, con una expresión demasiado seria. Por un momento me preocupé pensando que se había molestado por mi reacción a su interpretación musical, pero me relajé al ver que empezaba a explicarme el funcionamiento de los objetos que traía. Una caja con una imagen de un Ditto para guardar cintas ―que también me identificaba oficialmente como coordinadora―, y un tubo de pokécubos, cuyo funcionamiento era mucho más sencillo de lo que recordaba ―había leído por ahí que había que usar una máquina especial, que entre más gente la usara mejor quedaban los pokécubos; y apretar un botón a un ritmo determinado… bah, debía ser falso―. Y al final…

¡¡YAY!! ―Tomé la pokéball con toda la delicadeza que pude (no mucha, estaba demasiado emocionada para eso), mirándola con adoración. Sí, mi expresión en esos momentos era demasiado tonta― Tú y yo, mi querida compañera, seremos grandes. Graaaandes ―le dije a mi nueva compañera, ignorando si esta podía oírme desde la pokéball.

Guardé las tres cosas en mi mochila rápidamente, ansiosa por salir, empezar mi aventura y, sobre todo, conocer a la que sería mi amiga a lo largo del viaje.

¡Muchas gracias, Efe! ―agradecí, haciendo una reverencia― ¡Te prometo que estarás más que orgullosa de mí! ―Di media vuelta, más que lista para salir corriendo mientras decía adiós… pero faltaba algo. Di media vuelta de nuevo― Por cierto. ¿Puedo tomarles una fotografía a ti y a Ditto? ―pregunté, tomando mi cámara, con una sonrisilla suplicante― ¡Por favoooor!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
F.H.

avatar

Femenino

Mensajes : 15
Edad : 23
Localización : Casa Oficial de Coordinación, ciudad Provento

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Lun Dic 13, 2010 12:52 pm

Los ojos de Efe se hicieron mucho más grandes y luminosos. Le agradaba aquella muchacha, la cual no se molestaba por lo exagerada que ella era, sino que incluso también tenía cierto parecido con la jueza.

- ¡¡Síii!! - estiró el puño hacia arriba, apretando los ojos con fuerza :>w<: - ¡¡Seguro que serás una genial Coordinadora, y algún día Ninetales se enfrentará a Ditto en una ardiente batalla!! - se balanceó de un lado a otro, digamos que era una especie de bailoteo - ¿Dijiste una foto?

Una nube de polvo fue sustituida por Efe, que se tornó nuevamente Efe con Ditto incluido. Se lo colocó en la cabeza y puso una de sus manos en "V" con una gran sonrisota. Ditto parecía al principio mareado, quizás por la velocidad a la que acababa de viajar, pero pronto sonrió dulcemente.

- SNEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEASEL.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eirika

avatar

Femenino

Mensajes : 79
Edad : 22
Localización : Wonderland~

MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   Lun Dic 13, 2010 6:29 pm

Fue pedir una fotografía para que una bola de humo se materializara en el lugar donde, si no estaba mal ―y no podía estarlo, digo, ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿Cinco segundos?―, había estado Efe. Volteé a ver al portero de forma interrogante, y éste se limitó a apuntar con la cabeza a la bola de humo. De nuevo volteé, casi pegando un brinco al ver de nuevo a la rubia, esta vez con Ditto ―que tenía pinta de estar muy mareado― encima de su cabeza. Tras reír por su efusividad a la hora de hacer la pose, acerqué la cámara a mi ojo, sacando un poco la lengua ―mala costumbre cuando me concentro haciendo algo―.

Vale, una… dos… ¡Tres! ―Flash cegador técnicamente innecesario porque en la zona había luz suficiente.

Alejé mi ojo y observé la fotografía. Satisfecha, oprimí uno de los botones de cámara. En menos de un minuto ―tiempo que esperaba que esperaba que los fotografiados usaran para recuperarse del flash, si es que los había dejado aturdidos― ya la foto estaba impresa, asomándose por uno de los lados de mi cámara. La imagen quedaría grabada en la memoria, por si quería imprimirla de nuevo o simplemente tenerla allí para presumir. Arceus, como amaba ese aparato.

¡Ya está! ―anuncié, tomando una de las manos de Efe y depositando la foto en ella― ¡Para ti! ―Tomé su otra mano y la estreché, con una enorme sonrisa de anticipación― ¡Pronto volveré y tendremos una súper batalla, prometido queda!

Le di varias palmaditas en la cabeza a Ditto, y, ahora sí, di media vuelta y salí corriendo a todo lo que daba, agitando uno de mis brazos con efusividad.

¡¡Adiós!!... ¡Uy!

Frené justo antes de chocar contra una de las paredes de cristal. Suspiré de alivio, soltando un leve “hombre, qué cerca estuvo eso”. Seguí tranquilamente mi camino a la puerta, pero una vez la abrí volví a agitar el brazo como desaforada para seguir despidiéndome, hasta que salí del recinto.

Una vez fuera, sentí como la emoción me embargaba. Por fin era el momento… … o quizás no.

Igual y debería comprar algunas cosas antes ―me dije a mi misma, en un momento de precaución―, después de todo, Papá siempre lo decía: ―Traté de imitar (en vano) la voz de mi padre― “Es mala idea andar por allí sin objetos curativos, nunca se sabe que tan lejos se estará del Centro Pokémon en una emergencia”.

Saqué la pokéball de mi nueva pokémon, esbozando una sonrisa casi maternal ―que, por supuesto, ignoraba si ella podía ver o no―.

Tranquila, me aseguraré de que no pases un mal rato. ¡Vamos allá! ―Y eché a caminar, sin siquiera fijarme en el mapa para ver dónde quedaba la tienda.

Off: Pues sí, ¡A la Tienda Pokémon!


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pero primero, a buscar un pokémon.   

Volver arriba Ir abajo
 
Pero primero, a buscar un pokémon.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Pokémon Azabache Rol :: CIUDAD PROVENTO :: Ciudad Provento :: Casa Oficial de Coordinación-
Cambiar a: